CLUB ATLETISMO 

“CORREDORES MAR MENOR”

 

20K SANTA POLA

 04 Octubre de 2018

 El Club Deportivo Festrijump fue el encargado de organizar la primera edición de los 20K ALICANTE - SANTA POLA – GRAN PREMIO DIPUTACIÓN ALICANTE”.

 El evento tuvo lugar el pasado domingo 4 de noviembre.

Consistía en una carrera con un recorrido entre las localidades de Alicante y Santa Pola (20.670 m).

 A priori, la organización tenía un dispositivo preparado para poder acoger hasta 10.000 corredores. Según se anunció por megafonía, hubo unos 3.000 inscritos, de los que llegaron a meta 2.472 valientes.

 La carrera en sí tenía bastantes tramos muy bonitos, combinados con otros algo más “vulgares”, aunque en general el recorrido es bonito.

La organización, con luces y sombras. Varios cajones en la salida, según el tiempo previsto por cada uno para completar el recorrido.

A la hora prevista para la salida, las 09:30h, salieron los corredores de la modalidad “handbike”, para dar salida a los demás unos 6 minutos después.

Muy buena la temperatura a la hora de la salida, aunque con el sol fuera se aventuraba calor para la hora de finalizar la carrera.

 Se anunció que la prueba ella muy llana. Hasta en el reglamento venía la altimetría de la carrera, en la que se podía apreciar que los desniveles eran muy suaves, con un desnivel aparentemente inapreciable. Nada más lejos de la realidad. El recorrido tenía cuestas, bastantes cuestas y poco suaves. Una subida acumulada cercana a los 200 metros.

 Los avituallamientos, cada 5 km, con agua y bebida isotónica. El avituallamiento final, bastante completo. Hubo gente que echaba de menos algo de fruta en el avituallamiento intermedio. También hubo quejas respecto a la falta de contenedores para arrojar las botellas de los avituallamientos. También hubo quejas por la falta de wc durante el recorrido; aunque en el plano venían anunciados bastantes, parece ser que solo hubo uno antes de la mitad de la prueba.

Por último, el servicio de consignas fue deficiente a la hora de volver a la gente sus mochilas.

 Por parte de nuestro querido club, participaron Antonio Pastor y Joaquín. Para Antonio, al estar prácticamente iniciando “su temporada”, no resultó una carrera excesivamente cómoda, aunque resulta muy positivo hacer este tipo de carreras para ir cogiendo rodaje. Un muy buen entrenamiento de calidad, cuyos resultados se reflejarán en un futuro muy cercano. Respecto a Joaquín, uno de sus últimos entrenamientos con dorsal antes de la Maratón de Valencia, objetivo que tiene desde hace más de un año.

 Vamos, a rematar el año con nuestra más sana afición!!!

 

II MURCIA RÍO ECOCROSS 32K

 30 Septiembre de 2018

 Murcia Challenge, en colaboración con la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Murcia y la Federación de Atletismo de la Región de Murcia, organizaron la 2ª edición de EKOCROSS MURCIA RÍO.

 El evento tuvo lugar el pasado domingo 30 de septiembre. Consistió en diversas pruebas de running (categorías de menores y adultos), senderismo y cicloturismo. Las pruebas deportivas EKOCROSS destacan por ser pruebas que se desarrollan en un entorno natural, por pistas y sendas pedestres. La marcha cicloturista, no competitiva, comenzó a las 09:00h. Las carreras de adultos dieron comienzo a las 09:30h, de forma conjunta, para los participantes en el 8k, 15k y 32k, quedando para las 09:45h la celebración de las carreras de los peques.

El día amaneció fresquito, aunque como estaba previsto, a lo largo de la mañana el sol se hizo notar, hasta llegar a unas temperaturas elevadas.

 Eran las 09:32h cuando el Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Murcia, Felipe Coello, dio el pistoletazo de salida para los participantes en las carreras a pie. En apenas 150 metros el camino nos llevó a la orilla del Río Segura y ya no se perdería de vista durante todo el recorrido. Los 6 primeros kilómetros transcurrieron por un camino de tierra entre el río y el muro que lo acompaña por la ciudad de Murcia. La primera mitad de ese tramo era especialmente agradable, ya que no hacía aún demasiado calor, además de que daba la sombra. Sobre el kilómetro 6, primer avituallamiento (botellines de agua). Enseguida se desviaban los corredores del 8k, para encarar su recta de meta. Justo después comenzaba otro escenario, si bien seguía junto al río.

Se trataba de un camino de tierra, junto a otro asfaltado (carril bici). Un tramo con bastante afluencia de gente que pasea a pie o en bici, aunque no hubo problemas porque el número de corredores era más bien pequeño y el grupo estaba muy estirado. Sobre el kilómetro 11, en uno de los puentes que cruzaba el río, los del 15k cruzaban dicho puente y emprendían el camino de vuelta. A partir de ese momento parecía que comenzaba otra fase de la carrera. Uno hace de vez en cuando una especie de chequeo, control de respiración, sensaciones de ir bien, quedan 20 kilómetros… seguir como hasta entonces. Llegando al kilómetro 20, se cruza una especie de parque natural y se emprende el camino de vuelta al otro lado del río.

 Con el sol de cara y la acumulación de kilómetros, otro chequeo. Todo va bien. Pensando en una maratón, iría por la mitad del camino, con un ritmo por encima de lo previsto.  De hecho, las circunstancias de carrera hicieron que, sin darme cuenta hasta que el gps me avisó del kilómetro finalizado, forzase un poco en el kilómetro 21 y en lugar de volver a un ritmo un poco inferior, lo mantuve (un error del que se aprende). Así, en el kilómetro 27 noté que las fuerzas iban flojeando y esos últimos 5 kilómetros, a pesar de que los tiempos registrados en gps no lo reflejan, fueron durillos al principio, y duros de verdad al final.

 Sobre el evento, hubo varios puntos que no me gustaron. El que más me “sorprendió” fue el hecho de que no hubiera duchas (después de hacer 32 kilómetros me hubiera reconfortado muchísimo poder darme una ducha una vez que las pulsaciones bajasen). Otra cosa que no me gustó es que no había ni un solo kilómetro señalizado (menos mal que casi todos llevamos gps). La bolsa del corredor, sobre todo si atendemos al precio de la inscripción, era muy pobre. Por último, los avituallamientos fueron escasos para el 32k, aunque el avituallamiento final no estuvo mal, aunque tampoco fue de los mejores. A pesar de todo ello, la conclusión final sobre el evento es que es una prueba muy recomendable para quien quiera hacer una carrera larga, en llano, y con unos parajes que, al menos para mí, fueron muy sorprendentes.

 En lo personal, muy satisfecho con la carrera. Me genera mucha confianza de cara a los últimos meses de entrenamiento antes del maratón. Esta prueba me inspiraba muchísimo respeto, pero, sin tirarnos a la piscina, he comprobado que la cosa va muy bien. El objetivo final no es hacer el maratón rápido, sino hacerlo disfrutando y no acabar arrastrándome.   A por la próxima!!!

 

CARRERA NOCTURNA TORRES COTILLAS 5,6K

 29 Agosto de 2018

 El pasado 29 de agosto se celebró la 24ª edición de la “Carrera Nocturna Fiestas de Las Torres”, evento organizado por la Concejalía de Deportes de Las Torres de Cotillas y el Club de Atletismo LAS TORRES.

 La Calle Mayor del pueblo se encontraba cortada al tráfico, pues era la zona donde discurrían las carreras.

 El evento dio comienzo a las 20:15h, con distintas carreras infantiles. A las 21:32h se dio el pistoletazo de salida a la prueba reina, de 5,6k. El circuito incluía un recorrido de ida y vuelta por la Calle Mayor, al que se daba una primera vuelta, seguidas de otras dos más largas, aunque por la misma calle. Lo bueno de ese recorrido era que estaba asegurado una buena cantidad de gente, animando a los sufridos corredores. Lo menos bueno, es que se hace bastante monótono llegar a pasar hasta tres veces por la mayor parte del circuito.

En lo climatológico, teniendo en cuenta las fechas y estando tan retirados de la brisa marina, fue bastante bueno, ya que ayudaron bastante la hora de la carrera y un poco de viento que daba un poco de costado y ayudaba a reponerse momentáneamente del esfuerzo añadido que supone correr una carrera corta.

 Avituallamiento líquido durante la carrera, hasta en dos ocasiones. Al finalizar, fruta variada, frutos secos, agua, cerveza, bebida isotónica… bastante completo.

 La bolsa del corredor estaba compuesta de un botellín de agua, una barrita energética y una camiseta conmemorativa del evento.

Al ser la segunda edición a la que asisto, conocía el recorrido, así como también sabía que a pesar de parecer que está la carretera un poco inclinada, el gps diría que es un efecto óptico.

  También contaba con la falta de señalización de los kilómetros.

 Conseguí hacer un buen crono. Contento con las sensaciones. Además, contento por haberse acabado para mí la temporada de carreras cortas, que me resultan tan incómodas, aunque son necesarias para poder mejorar.

Ahora a seguir entrenando para preparar eventos de mayor envergadura.

 Seguimos!!!

 

 Nuestro Club de Atletismo adoptó como logotipo el Caballito de Mar, por ser un animal que se encuentra en la categoría de especie en peligro crítico en el Mar Menor, muy abundante en el pasado, y que como consecuencia de las actividades humanas y la contaminación de sus aguas por vertidos agrícolas y urbanos están provocando una alta mortalidad de este simpático animal.