CLUB ATLETISMO 

“CORREDORES MAR MENOR”


LOS BURPEES 

Trabajan la Fuerza, la Resistencia y la Coordinación. 

Los burpees los desarrolló un médico americano en 1930 como una prueba de rendimiento para el servicio militar. Desde entonces, forman parte del entrenamiento militar en todo el mundo, y en la actualidad están integrados en los planes de entrenamiento donde se exige una capacidad de preparación muy alta, los bomberos, equipos de futbol, artes marciales…etc. 

Es un ejercicio que está muy de moda, y se ha convertido en un aliado muy importante para mejorar nuestro estado de forma.

Al realizarlo implicamos a los músculos más importantes de nuestro cuerpo, de esta forma fortaleceremos pectorales, tríceps, hombro, cuádriceps, femorales, gemelos, abdominales y glúteos. 

También es un excelente ejercicio cardiovascular, al realizar estos ejercicios comprobamos que nuestra respiración se acelera y el ritmo cardíaco aumenta en un corto espacio de tiempo. 

Es uno de los mejores ejercicios quema grasas, y si lo que buscamos es adelgazar se consigue  muy rápido.

Secuencia 

1. La posición inicial es en posición vertical con los pies a la altura de los hombro, a continuación haremos una sentadilla hasta tocar el suelo con las manos. 

2. Sin despegar las manos del suelo, impulsamos  ambas piernas a la vez hasta quedarnos en la posición para realizar una flexión de pecho. 

3. Realizamos la flexión de pecho y hacemos el movimiento contrario al paso 2, impulsamos ambas piernas acercando las rodillas al pecho. 

4. Realizamos el salto, tanto alto como podamos y volvemos a la posición inicial.

El ejercicio completo es tan duro que realizar 10 repeticiones a gran velocidad tiene el mismo efecto sobre nuestro metabolismo que un sprint de 30 segundos al máximo de tu intensidad, según afirman científicos norteamericanos del American College of Sports Medicine. Estos investigadores sometieron a un grupo de cadetes reservistas al denominado 

 Wingate Anaerobic Power Test: 

4 series de sprints de 30 segundos, descansado 4 minutos entre series.  

Algunos de los cadetes realizaban el sprint en una bici estática, mientras que otros realizaban burpees tan rápido como podían. 

El resultado: Ambos ejercicios, los dos de alta intensidad, dieron como resultado grandes incrementos de la actividad metabólica y cardiovascular. 

Pero hay una diferencia. “Pedalear en una bicicleta estática es una actividad motora relativamente sencilla, mientras que el burpee, dada su naturaleza de ejercicio con múltiples pasos, implica agilidad, equilibrio, coordinación y fuerza corporal”, asegura Nicholas H. Gist, investigador jefe del grupo de científicos que realizaron el estudio, y como el burpee es un ejercicio que implica a todo el cuerpo, el crecimiento muscular se extiende de la cabeza a los pies, en vez de limitarse a las piernas y los pulmones.

Con este tipo de ejercicios nuestro cuerpo tiene que proporcionar mucha cantidad de energía a gran parte de nuestro  sistema muscular, ocasionando una gran quema de calorías, al ser muy intensos este efecto continúa incluso después de haber terminado el entrenamiento, como consecuencia del excesivo consumo de oxígeno post ejercicio (EPOC). Los burpees aumentan la frecuencia de respiración y estimulan el metabolismo. Cuanto mayor es la diferencia entre la actividad metabólica durante una rutina y en descanso, más le cuesta al cuerpo volver a su estado normal. Esto quiere decir que el consumo de calorías incrementa incluso varias horas después del entrenamiento y, por lo tanto, esto ayuda a perder grasa de modo sostenible.


Autor recopilación datos: Antonio Miguel Torregrosa Castro

(Monitor Nacional de Atletismo)