CLUB ATLETISMO 

“CORREDORES MAR MENOR”


CARL LEWIS 

“El Hijo del Viento” 

Considerado por muchos como el mejor atleta de todos los tiempos 10 Medallas Olímpicas (9 oros y 1 plata)

Frederick Carlton (CarlLewis), nació en Alabama el 01 de julio de 1961, es considerado por muchos como el mejor atleta de pista, que consiguió 9 medallas de oro y 1 de plata en los Juegos Olímpicos, y 8 medallas de oro en los Campeonatos del Mundo.

Dominó las pruebas de velocidad y longitud durante más de una década. 

Es el único deportista, junto a Al Oerter y Paul Elvstrom, en ganar cuatro oros olímpicos consecutivos en la misma prueba, el salto de longitud.

El Hijo del Vientofue el gran icono del atletismo mundial de los 80 y 90 

y fue nombrado por la IAAF el mejor atleta del siglo XX.

Fue el tercer hijo de una familia de cuatro hermanos, todos ellos deportistas. Su padre, ex jugador de polo y su madre, vallista, eran muy rigurosos y estrictos y le educaron en los valores del deporte. Sus hermanos también le inculcaron el valor de los derechos humanos y de la igualdad de las razas en una época difícil para la gente de color, no en vano  eran seguidores del reverendo Martin Luther King con el que mantuvieron una fuerte amistad. King era el padrino de los dos hermanos mayores de Carl. 

Su alimentación vegetariana le ayudaba, durante los meses que no competía, a mantener su peso ideal. Toda su carrera deportiva la  desarrolló en el Santa Mónica Track Club, una entidad que se convirtió en el punto de encuentro de los mejores velocistas del mundo. Su impresionante físico le hizo destacar durante su etapa adolescente y empezó a realizar marcas deportivas impropias de un chico de su edad.

Juegos Olímpicos 

Los Ángeles 1984  

His Olympic gold medals came in 1984 (100 metres, 200 metres, 4×100 metres relay, long jump), 1988 (100 metres, long jump), 1992 (4×100 metres relay, long jump), and 1996 (long jump). En Los Ángeles 1984 consiguió el cenit de su carrera al igual la geste de Jesse Owens (Juegos de Berlín 1936),

al conseguir 4 Medallas Olímpicas en las pruebas de 100 metros, 200 metros, 4 x 100 metros relevos y salto de longitud. 

En el año 1973, en el Estadio Franklin Field de Filadelfia, el padre de Carl Lewis se dirigió respetuosamente al Sr. Owens, este es mi hijo Carl, tiene 11 años, es saltador de longitud, una sonrisa se dibujó en la cara del mítico atleta (Owens), se inclinó hacia aquel niño, y le dijo cariñosamente: ¿Eres saltador de Longitud?, pues debes ser muy valiente para enfrentarte a todos esos chicos tan grandes, Jesse Owens nunca supo que aquel niño llegaría a igualar su gesta olímpica, y convertirse en el mejor saltador de longitud de todos los tiempos. Sin embargo, a Carl con 11 años jamás se le borrará de la memoria aquellos breves momentos.

Juegos Olímpicos Seul 1988   

Los Juegos de Seúl 1988 estuvieron marcados por el escándalo en la final de los 100 metros lisos masculinos, en la que el histórico triunfo del canadiense Ben Jhonson con récord mundial incluido (9,79), fue descalificado a dar positivo con la sustancia prohibida llamada estalonozol. 

 La medalla de oro pasó a Carl Lewis, que con 9,92 se convirtió también en plusmarquista mundial. 

Carl Lewis llegó a Seúl con el objetivo de repetir su hazaña de Los Ángeles 84, pero finalmente se tuvo que conformar con dos medallas de oro, en 100 metros y el salto de longitud, y una plata en los 200 metros al ser derrotado por su compatriota y compañero de entrenamientos Joe DeLoach, y los relevos 4 x 100 metros el equipo americano fue descalificado en las eliminatorias debido a un incorrecto pase del testigo.

Juegos Olímpicos 

Barcelona 1992  

En Barcelona 92 Lewis renovó su título en longitud, disciplina de la que se había consolidado como máximo dominador durante la década de 1980, y volvió a ser oro en relevos 4 x100 metros.

No pudo competir en los 100 metros al no clasificarse en las pruebas de su país.

 Juegos Olímpicos Atlanta 1996   

En los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 no logró la clasificación por tiempos en las pruebas de velocidad, y no pudo formar parte del equipo de relevos estadounidense, en una polémica decisión. Sin embargo, volvió a vencer en salto de longitud por cuarta vez consecutiva, una hazaña que solo había conseguido el lanzador de disco Al Oerter. Era su noveno y último oro olímpico.
Atleta frío y calculador, no consiguió batir la marca legendaria de Bob Beamon en salto de longitud (8,90 m) antes de que Mike Powell lo hiciera en 1991. Sin embargo está considerado uno de los mejores atletas de todos los tiempos.

CAMPEONATOS MUNDIALES ATLETISMO

At the World Athletics Championships, Lewis won the 100 metres, long jump and ran on the winning 4×100 relay team in 1983 and 1987. In 1991, he repeated in the 100 and the relay, but finished second to Mike Powell in the greatest long jump duel in history. En los Campeonatos del Mundo de los años 1983 y 1987, Lewis ganó los 100 metros, salto de longitud y corrió en el equipo de relevos 4 × 100.

Lewis acudía a Tokio a sus terceros Mundiales de Atletismo en busca del título y del récord mundial de los 100 metros, en poder de su compatriota y amigo Leroy Burrell con 9,90. El panorama mundial de los 100 metros había estado contaminado por los éxitos fraudulentos de Ben Johnson. Este se había adjudicado el título en Roma con 9.83 y récord del mundo, y había entrado primero en meta en los Juegos de Seúl, con 9.79. La historia es conocida, Johnson fue descalificado y los títulos mundiales y olímpicos pasaron a Lewis que siempre llevó muy mal el ser poseedor de un récord sin haber llegado primero a la meta. Lewis afronta los 100 metros de Tokio con el objetivo de despejar dudas sobre quién es el mejor y lo consigue. Victoria sobre Burrell, con récord mundial incluído, 9'86. Por fin es indiscutiblemente el mejor.

Días más tarde, se celebró el concurso de salto de longitud. Si hubo una prueba que el de Alabama dominó por completo, fue sin duda esta. Encadenó 65 victorias consecutivas durante 10 años, desde marzo de 1981 hasta este mundial de Tokio de 1991 siendo, sin discusión y con diferencia, el mejor saltador de longitud de todos los tiempos.

Mike Powell vs. Carl Lewis

Con estos precedentes es muy curioso que el día que Carl Lewis voló más lejos que nunca no ganara. Había soñado muchas veces con superar el mítico récord de Bob Beamon, esos 8.90 que le quitaban el sueño y que fueron su objetivo durante toda su carrera. Ese 30 de agosto de 1991, Lewis y Powell protagonizaron el mejor concurso de longitud de la historia del atletismo. Carl era el vigente campeón y Powell, el subcampeón olímpico, que había sido derrotado las quince veces que se habían enfrentado. En el tercer intento, Lewis saltó más que nunca, 8.83, y en el cuarto se convertía en el ser humano que había volado más lejos, 8 metros y 91 centímetros. Pero, lamentablemente, en ambos casos con más viento del permitido. Su gesto de rabia lo dijo todo, aunque se sobrepuso en seguida porque sabía que aquel podía ser el día. Lo que no entraba en sus planes, ni en los de nadie, era que en el quinto intento, a las 19:06 horas, Powell alcanzara 8.95. Y con viento reglamentario. Powell se hacía inesperadamente con el deseado récord mundial. La suerte le había sido esquiva a Lewis. Pero todavía había alguna oportunidad. Lo intentó saltando 8.87 reglamentarios en el quinto, la que sería a la postre la mejor marca de su vida, y 8.84 también reglamentarios en el último. Su mejor serie de la historia se había quedado sin premio.

Lewis acude cuatro años después a los que serían sus últimos Juegos en Atlanta. Sólo participó en el salto de longitud al no haber logrado la clasificación en las pruebas de velocidad. Con 35 años, acude con la intención de hacer un buen papel y despedirse de sus compatriotas tras su paso por el atletismo. Carl sufre durante el concurso, pero en el cuarto intento salta 8,50. Es el cuarto oro olímpico consecutivo, igualando la proeza del lanzador de disco Al Oerter y del regatista Paul Evstrom. Da la vuelta de honor al estadio ante el clamor de la gente que es consciente que ha vivido un momento histórico. 

 Es el final perfecto a una carrera deportiva inigualable.

 Ese mismo año es galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de los deportes.


A. Miguel Torregrosa Castro

Monitor Nacional de Atletismo

Autor recopilación información leyendas atletismo