CLUB ATLETISMO 

“CORREDORES MAR MENOR”


MARTÍN FIZ

El principio del Maratón Español

Martín Fiz nació en Vitoria el 3 de marzo de 1963.

Los primeros pasos de Martín Fiz en la élite estuvieron dirigidos por un entrenador de prestigio como Gregorio Rojo. Después de pasar varios años disputando pruebas de fondo fue medalla de oro en 3000 metros obstáculos en los Campeonatos Iberoamericanos de Mexico 1988, y dos veces campeón de España de cross (1990 y 1992), en 1993 se pasó a la prueba de Maratón, fue el primer atleta español que después de una trayectoria bastante buena en pruebas de fondo se pasó a la prueba de la maratón.

Marcó un antes y un después en el maratón español, cosechando una serie de éxitos que popularizaron esta prueba en España y abriendo camino a otros atletas como Abel Antón, Diego García, Fabián Roncero, Chema Martínez, Julio Rey, etc.

Su mejor resultado llegó en el transcurso del Campeonato del Mundo en 1995 en Göteborg, cuando logró la medalla de oro ( 2h 11m 21s) que le proclamaba

Campeón Mundial de la especialidad.

El Maratón de Helsinki de 1993 fue su primer éxito en esta distancia, y al año siguiente, con motivo de los Campeonatos de Europa disputados en esa misma ciudad, repitió victoria con un tiempo de 2 horas 10 minutos y 31 segundos.

HELSINKI 1994
El histórico estadio Olímpico de Helsinki vio, con diferencia, la mejor actuación española hasta ese momento en los Campeonatos de Europa.

La foto de la actuación española en Helsinki '94 es esa imagen mil veces repetida que tenemos bien grabada en nuestra retina: Martín Fiz, Diego García y Alberto Juzgado abrazados sobre la pista del estadio Olímpico después de finalizar la prueba de maratón. Ocurrió en la mañana del 14 de agosto de 1994 y ese día ha quedado grabado en letras de oro en la historia del atletismo español. Es en el km 31 cuando Diego García ataca y se lleva con él a Fiz y a Juzgado; luego es Fiz el que tira y se lleva consigo a Diego García. Finalmente el vitoriano se encamina solo hacia el estadio. La llegada de los nuestros y su imagen en la pista es algo que nunca olvidaremos. Se disputaba asimismo la Copa de Europa de maratón, que, obviamente, ganamos. La marca de Fiz (2h10:31) es aún hoy récord de los campeonatos; el triplete fue el décimo masculino en la historia de los europeos, el tercero en carreras.

Con 15 años se proclama Campeón de España Cadete de Campo a Través, un terreno que dominaba a la perfección. En pista también demostró que podía rendir a un gran nivel, consiguiendo la Medalla de Oro en el cinco mil del Campeonato Nacional Junior en Barcelona en 1982. En los Campeonatos Iberoamericanos de 1988 consiguió el oro en los 3.000 metros obstáculos.

En el año 1990 se proclamó Campeón de España de Cross absoluto, derrotando a los mejores en este terreno, Antonio Prieto y Alejandro Gómez, y por recomendación de su entrenador Sabino Padilla deja su trabajo de oficinista en Henkel Ibérica para dedicarse en cuerpo y alma al atletismo.

En octubre de 1991 contrae matrimonio con el amor de su vida, Ana Churruca, y nueve meses después nacería su hijo Alex, aficionado al atletismo como su padre. Estando Ana embarazada, Martín se vuelve a proclamar Campeón de España de Cross, en Cáceres, y unos meses después, durante los Juegos Olímpicos de Barcelona’92, eliminado en las series, su amigo Diego García concluía noveno en la prueba de 42,195 km, llegaría la gran decisión de Martín: saltar al maratón.

A pesar de tener unas excelentes condiciones físicas para el atletismo, le faltaba punta de velocidad para afrontar pruebas de fondo corto como el cinco mil, que con una marca de 13:20:01, no era suficiente, tal y como ocurrió en el Europeo de Split 90, en el Mundial de Tokio 91 y en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, con lo cual la necesidad de cambio en la distancia era fundamental.

Martín Fiz comunica a su manager que quiere participar en un maratón para probar la distancia sin mayores pretensiones. Helsinki resulta la prueba elegida, pero todos los gastos corren a cargo del atleta, los organizadores  no le pagan ni el viaje ni el alojamiento.

El 8 de agosto de 1993, con sólo un mes de preparación específica para maratón, Martín Fiz gana la prueba con un tiempo de 2:12:47, registro que aún permanece como récord de la prueba finlandesa. Acababa de nacer un maratoniano de leyenda que con su valentía abría el camino para que muchos otros fondistas españoles probaran “suerte” en la distancia de Filípides.
Desde entonces, la lista de éxitos de Martín Fiz como maratoniano en campeonatos oficiales es impresionante y dibuja una trayectoria de ensueño que ningún atleta español en la historia ha sido capaz de igualar:

Campeón de Europa en Helsinki’94, oro en el Mundial de Goteborg’95, cuarto en los Juegos de Atlanta’96, plata en el Mundial de Atenas’97, octavo en el Mundial de Sevilla’99 y sexto en los Juegos Olímpicos de Sydney’00.

A los éxitos en los campeonatos oficiales hay que añadir otros éxitos: 

 Maratón Japonés del Lago Biwa, en Otsu, al Oeste del país, ganador en los años 1997, 1999 y 2000, y subcampeón en el año 1998.  

                Vencedor en los maratones de Kyong-Ju en el 1996 (Corea del Sur) y Rotterdam en el año 1995.

 Premio Príncipe de Asturias de los Deportes en 1997 

Cuatro récords de España de maratón (2:10:31, 2:08:57, 2:08:25 y 2:08:05) 

Récord de medio maratón (1:01:08) 

Quizás el mejor fondista español de todos los tiempos.


Autor recopilación datos: Antonio Miguel Torregrosa Castro

(Monitor Nacional de Atletismo)