CLUB ATLETISMO 

“CORREDORES MAR MENOR”


ORÍGENES E HISTORIA

DEL ATLETISMO

Ánfora panatenaica del pintor Cléophradés, hacia el 500 antes de Cristo, “Carrera a pie”, expuesto en el Museo del Louvre.

La historia del atletismo puede ser tan antigua como la de la humanidad.

Correr, caminar, lanzar y saltar son movimientos naturales en el hombre, y de hecho, el concepto de atletismo se remonta a tiempos muy remotos, como lo confirman algunas pinturas rupestres del Paleolítico Inferior (6000--6500 a.C) al Neolítico que demuestran rivalidad entre varios corredores y lanzadores. Las fuentes se hacen más precisas en Egipto en el siglo XV antes de nuestra era, con la referencia escrita más antigua, referida a la carrera a pie, hallada en latumba de AmenhotepII (1438-1412 a. C.). En la misma época, la civilización minoica (Creta), también practicaba las carreras, así como el lanzamiento de jabalina y de disco.

Pueden encontrarse huellas de las actividades atléticas en bajorrelieves egipcios que se remontan al año 3500 a.C., pero las primeras noticias documentadas de competiciones atléticas en la antigüedad se localizan en Grecia e Irlanda, siendo por tanto el atletismo la forma organizada de deporte más antigua.

En la literatura griega clásica se encuentran descripciones de carreras celebradas en la Hélade al menos mil años antes del nacimiento de la era cristiana, asociadas a fiestas religiosas.

Algunos autores datan el origen de los Juegos Olímpicos, que recibían ese nombre porque se celebraban en la ciudad de Olimpia, al noroeste del Peloponeso, en el año 1222 a.C., y otros en el 884 a.C.

Grecia comenzó a declinar como potencia mundial en el siglo III a. C., y surgió Roma, que la absorbió en el siglo II a. C. Se perdió poco a poco el espíritu de los aficionados y la atmósfera religiosa del pasado.Aristófanes, el comediógrafo ateniense, observó bien la declinación. Se quejó amargamente de que los jóvenes griegos habían abandonado el gimnasio por los lujos de los baños y tenían las caras pálidas y pechos estrechos. Era verdad. Los meses prolongados de entrenamiento riguroso que dieron gloria a sus padres, ya no atraían a los jóvenes. Las grandes ciudades comenzaron a contratar atletas profesionales en lugar de ellos. Muchos eran extranjeros, y según las reglas, no tenían derecho a competir. Entonces, los nacionalizaban. Los Juegos fueron decayendo hasta que el Emperador cristiano de Roma, Teodosio I el Grande los abolió por completo en el año 394 de nuestra era, un año después de la 293º olimpíada, aduciendo que era un festival pagano. Los juegos morían después de 1200 años de continuidad. Pronto invasores bárbaros saquearon los edificios y después, como si los dioses estuvieran coléricos, los terremotos los derribaron. Luego, el río Alfeo cambió su curso y cubrió con sedimentos el suelo consagrado. 

Antiguo complejo arqueológico

de Olympia

A 33 kilómetros de KataKolón, conocida por haberse celebrado en ella en la antigüedad, los Primeros Juegos Olímpicos, celebrados cada cuatro años, durante la última luna llena del verano; en el transcurso de los mismos se declaraba una tregua respetada por todas las ciudades griegas. Sólo podían competir en ellos, hombres libres y a los vencedores se les colocaba una corona de olivo. 


Autor recopilación datos históricos: Antonio Miguel Torregrosa Castro

(Monitor Nacional de Atletismo)